viernes, 14 de julio de 2017

Papá y su regalo.

Hoy soñé con un cuaderno tipo libro. Nada más que me lo entregaron me enamoré de él perdidamente. Era tan perfecto...

Cuando lo abrí me di cuenta que mi nombre estaba escrito con muy buena caligrafía. Pasando las páginas me encontraba con las citas de mis libros favoritas, parecían que estaba impresas, pero no, estaba escrito todo a mano. Ese olor a tinta embriagaba todo el cuaderno.

Él me lo dio, mi padre me lo dio, y sé que esta era su forma de pedirme perdón.

Me entretuve con la cubierta de este cuaderno, tan especial, tan único, que no había palabras para definirlo. Todo era de cuero, las páginas eran de vegetal… Especial y único.

Cuando alcé la vista solo pude llorar, sabía lo que intentaba decirme. Intentaba decirme adiós. Un adiós de los que duelen en el alma y no te recompones.

Al final de las páginas me encontré con su letra, me encontré con lo que más temía. Me encontré con su carta. La carta de despedida:
“Lo siento, espero que algún día puedas perdonarme, ella me prohíbe verte y escribirte. Te quiero cariño, quiero que se te quede grabado a fuego en tu mente. Lo que ha pasado no es tu culpa, así que no te martirices. Sigue siendo feliz junto a él. Si tú eres feliz, yo también lo seré, prométemelo hija. P.D: En el bolsillo de atrás del cuaderno hay una pequeña ayuda, no es mucho, pero para pasar el día será suficiente.

Me desperté, me desperté sobresaltada, sudando, y temblando. Lo único que podía hacer era llorar, y así lo hice, llorar como una niña pequeña y agarrada a esos brazos que tanto me protegen. Pero un simple pensamiento hubo en mi mente: Yo también te quiero y te echo de menos papá.








2 comentarios:

  1. ¡Hola! Jo, me gustó este escrito. Sería un buen enganche para una novela.
    Te comencé a seguir. ¡Saludos y que tengas un genial fin de semana!✨

    ResponderEliminar
  2. Buenas!
    Muy buen escrito +__+ es un buen enchanche , me ha encantado
    🌺Te espero por el rincón de mis lecturas, un besote

    ResponderEliminar